miércoles, 20 de julio de 2011

La rueda del alfarero

¿Alguna vez te has preguntado cuál es la voluntad de Dios para tu vida? Si Él tiene un plan para cada uno de sus hijos ¿cómo podrás saber cuál fue el que diseño para ti? Conocer la voluntad de Dios es un proceso y la irás descubriendo poco a poco a medida que escuchas, lees y aplicas la palabra del Señor en tu diario vivir. No es asunto de un día para el otro, deberás ejercitar la paciencia, pues lleva toda la vida alcanzar tal conocimiento. Cristo no se limita a salvar  almas para la eternidad. Él desarrolla todo su plan de amor a través de un proceso de transformación que se inicia desde el mismo momento en que lo aceptas y lo recibes como tu personal Salvador. Por lo tanto, el cambio es necesario para el progreso; no le temas a las nuevas oportunidades, a los retos, ni a las inmensas montañas que te impidan avanzar, recuerda que nadie llega a la cima sin haber estado antes abajo. Entrégale tu voluntad al Señor; esa libertad que Él mismo te regaló para “decidir” y para demostrarte que no está interesado en obligarte a nada, al contrario, desea fervientemente que elijas por ti mismo amarlo y obedecerlo.
También debes tomar en cuenta que es inevitable pasar por este proceso sin cometer errores, vas a caer muchas veces, pero eso no significa que eres un fracaso, lo que evidencia es que vas por buen camino, pues de los errores se aprende, sirven para madurar, conocernos más a nosotros mismos y tomar sabias decisiones a posteriori. Si miras el pasado sin remordimientos, rencores o deseos de retaliación aprendes de tus experiencias para mejorar tu presente y planear el futuro. 
La biblia compara a Dios con un alfarero y nosotros somos barro entre sus manos. (Jer: 18:1-6) El alfarero divino coloca un puño de arcilla sobre la rueda y la hace girar para darle forma a su obra. Es un proceso que toma tiempo, es solitario y doloroso, pero sabemos que Dios ha de estar allí para librarnos, cuidarnos, confortarnos y protegernos durante esa transformación. ¿Por qué duele estar en la rueda del alfarero?
Porque Dios nos va a disciplinar en las pruebas a las que nos someterá, con su fuego purificador, nos confrontará con nuestros pecados, concupiscencias y malas costumbres. Nos hará prescindir de aquello que amamos o nos agrada  y a lo cual nos aferramos, eso, causa dolor. Sin embargo, mientras estemos en la rueda del alfarero cada circunstancia por difícil que sea Dios ha de usarla para causar cambios positivos en nuestras vidas.
En este momento pregúntate: ¿Estoy girando en la rueda del alfarero divino? ¿Vivo conforme a la voluntad de Dios expresa en Su Palabra o lo hago según mi propia voluntad?
De tu respuesta depende que conozcas, desarrolles y vivas el propósito (plan o  llamado) que Dios concibió para ti. El proceso de renovación toma tiempo, y es distinto para cada persona, si demora mucho, tal vez te has bajado de la rueda del alfarero o la forma nueva que pretende darte se ha dañado varias veces entre sus manos debido a que te has mantenido enganchado al pasado (rencores, falta de perdón, rebeldía a soltar pecados ocultos). Si por contrario, te mantienes firme, valiente y esforzado al obedecer a Dios, arrebatarás el cielo y verás Su gloria en tu vida. De modo que, si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. (2 Cor:17) El Señor nunca te tentará ni obligará a vivir algo que no puedas soportar. Él tiene un plan y te dará una forma semejante a la de Cristo en mente, alma y corazón. Déjate tornear por sus manos y serás una pieza única y perfecta para cumplir con su voluntad. 

1 comentario:

  1. Hola!!!! Hermoso tu tema de esta semana... Desde que sigo al Señor he notado un gran cambio en mi vida. Los cambios han sido notorios...Me siento guiada, segura y protegida... asi mismo toda mi familia...he notado que cada cada cosa que sucede es una señal de guia enviada por Dios para saber lo que debo hacer y las he sabido entender para llevarlas a cabo... Por eso AMO al Señor, pues gracias a El mi actitud es otra y me siento FELIZ!!!!
    Gracias Liliana, tus palabras y articulos que sigo siempre, han servido de apoyo en estos logros y todo lo que antes exprese...
    Que dios te siga bendiciendo... a ti y a tu familia... Un abrazo

    ResponderEliminar